La Licenciada en Psicología Aldana Márquez realizó para obtener su título universitario un interesante trabajo de tesis denominado “Similitudes en rasgos de personalidad que caracterizan a Guías de alta montaña de la provincia de Mendoza”.

Foto gentileza Guido Suárez.

Foto gentileza Guido Suárez.

CUMBRES dialogó con la Licenciada para conocer los detalles de su trabajo y caracterizar de algún modo a los trabajadores que ejercen su joven profesión en el ámbito de la montaña.

CUMBRES: ¿Cuáles son los atributos de personalidad más destacados y comunes que definen a un guía de alta montaña?

Lic. Aldana Márquez: Tengo que aclarar que la idea no es encasillar a los guías de alta montaña, por eso remarco que los resultados obtenidos en mi tesis sólo se aplican al grupo estudiado. Con la investigación traté de romper con el imaginario de personas “adictas al riesgo” porque quienes dicen esto dejan de lado la individualidad del guía, así como las situaciones específicas por las que atraviesa y que, además de sus rasgos de personalidad, influyen en su desempeño, como su entorno. Dicho esto, de acuerdo con los resultados los guías presentan frecuentes comportamientos en competencias de personalidad como exigencia, control, disciplina, autorrealización, búsqueda de placer, fuerza de voluntad, previsión, autoconfianza, perseverancia, gratificación, conocimiento de los propios límites, prudencia, responsabilidad y liderazgo, entre otras, óptimas para el desempeño, la ejecución y toma de decisiones en el ámbito de montaña.

C: El trabajo de los guías de montaña implica responsabilidad y cuidado de terceras personas, e implica en algunos casos situaciones de peligro extremo. Fundamentada en tu trabajo de tesis ¿pensás que están preparados para afrontar estas situaciones?

  1. M.: En general sí. En mi tesis planteé que las personas que eligen trabajar como guías de alta montaña presentan similitudes en cuanto a competencias psicológicas para afrontar situaciones adversas, tanto naturales como psicofísicas. Por lo que pude constatar el grupo cuenta con alto grado de prudencia, control y autocontrol. Estas competencias les implican no arriesgarse innecesariamente, controlando situaciones de riesgo. Obviamente hay que tener en cuenta cada caso particular, cómo se presenta en ese momento, qué reacción y decisión se toma, etc. Por ejemplo, hay motivos del andinista centrados en las metas que se fija, el deseo de logro y la probabilidad subjetiva que tiene de alcanzarlos; pero hay veces en la tarea del guía que los motivos alcanzan objetivos neutros y posibilidades de acción que se desarrollan en cierto momento, es decir en la interacción con el medio. Lo que intento explicar es que los guías pueden dejar de lado la meta debido a que cuentan con características psicológicas de autocontrol, coherencia interna, toma de decisiones y tolerancia a la frustración, que hace que puedan poner su objetivo en pos de sus clientes.
Licenciada en Psicología Aldana Márquez, autora de la tesis.

Licenciada en Psicología Aldana Márquez, autora de la tesis.

C: ¿Creés que debería ser requisito para ejercer la profesión de guía algún tipo de test o estudio psicológico de personalidad?

  1. M.: Creo que estaría bueno empezar a implementar aspectos de salud mental en el andinismo para resguardar la lógica de trabajo de los guías. Si tenemos en cuenta que los atributos mencionados juegan un papel muy importante a la hora de una expedición o un comienzo de temporada, además de un estudio de personalidad se puede considerar el empleo de medidas de intervención psicológica para prevenir malestares a nivel mental y emocional para lograr un rendimiento óptimo sin correr riesgos innecesarios.

C: Alguien que no posee claramente los rasgos de personalidad más frecuentes en los guías de montaña objeto de tu tesis ¿podría adquirirlos o ejercitarlos para poder trabajar como guía si fuera esa su elección?

  1. M.: Los seres humanos somos singulares, cada uno es como es, contamos con habilidades para algunas cosas y no para otras, pero cuando hay motivación y deseo por algo, si es genuino, creo que se puede adquirir y ejercitar. Además del entrenamiento físico, es muy importante el estado mental para ejercitarse en un ámbito tan inmenso como la montaña, por lo que sí se pueden entrenar habilidades sociales y demás. Por ejemplo, técnicas de autocontrol, liderazgo, comunicatividad, relajación, control de estrés, por citar algunas.

C.: ¿Tenés conocimientos si en otros países existen estudios similares al tuyo o disposiciones legales que regulen la profesión de guía en relación con su personalidad?

  1. M.: Cuando comencé a rastrear información para el tema me costó bastante porque “psicología de la personalidad y andinismo” es algo muy novedoso. Sin embargo, encontré varias personas que han puesto interés en lo mismo y han escrito artículos en tesis, revistas científicas o revistas de montaña, básicamente de países de la Cordillera de los Andes y algunos de Europa. En cuanto a disposiciones legales desconozco, creo que no hay nada que regule el tema que es muy nuevo. Tampoco es la idea condicionar a la gente “si no tiene tal aspecto no puede”, ya que todo se puede conseguir, entrenando habilidades, siguiendo metas y deseos genuinos.

 

¿QUIÉNES SON LOS GUÍAS DE MONTAÑA?
2.6Nota Final
Puntuación de los lectores: (14 Votos)

Comentarios

comentarios